27 oct. 2009

lo único que es para siempre es lo que se ha perdido...

después de desaparecer un tiempo, de pasar días y días mirando al mar, intentando ordenar los hechos e ideas sin dejar de torturarse una y otra vez con todo eso que le hizo reír y le hizo sufrir, decidió que no era suficiente, que solo eso no podía condicionarle...
miro las marcas en la piel, los días mejoraban de manera que era mas sencillo ir eliminando cada día capas de ropa, pero aun así sentía el agobio que producen los cuellos altos de los jerseys de invierno al llegar a un local a la temperatura del infierno...
pensó también que había llegado el momento, decidió de una vez actuar, publicarlo todo, no sentir temor por la incomprensión general... no tenia por qué esconderse.
hacia tiempo ya que el odio cruel nublaba opiniones ajenas, ya creía en las mentiras, sabia que son ciertas, tras experimentar el juego de la doble moral....ahora su piel siente lo que realmente capta...solo cabía una duda: entrar en el juego...jugamos?
bajo los efectos de: falling over (the boat beam)




3 comentarios:

Yo dijo...

A veces buscamos algo que está perdido porque vale la pena, otras por que lo necesitamos y otras veces porque somos cabezones y nos preguntamos: Pero dónde carrizo se habrá metido?
Lo que pasa es que a veces cuando aparece, nos decímos:
Mejor no haberlo encontrado.

un besito cerilla

Isabel de León dijo...

M encanta jugar...m la paso el dia jugando...con mi corazon, con sus pedacitos,con los recuerdos, con su sonrisa...ainssssss,creo q no se jugar a este juego, siempre pierdo!!!

saludos de la chica juguetona.

tan solo una cerilla dijo...

yo: que gran verdad...buscar es peligroso...pero no buscar es muy triste

isabel: bienvenida al club de los perdedores...un club mas...jeje