29 mar. 2012

23...

uno de esos días absurdos
suena el móvil, whatsapp, estoy harta de estos inventos
y una frase mágica abre la conversación, "niña, eres tu no?" creo que solo tu me has llamado así, y si, esta claro que eres tu, esa capacidad cero de expresar con palabras... y si, soy yo "claro que soy yo, quien si no"
me explicas que has dado el salto a las nuevas tecnologías y que no lo llevas nada bien, ya somos dos, comienzas con una excusa de esas de "pensaba que ya no tenias este numero, como no me llamas"
joder, tu tampoco, pero claro, las ventajas de escribir es que puedes leer los pensamientos, borrar antes de enviar es posible, creo que es la aplicación que le falta a mi cerebro (seria maravilloso)
decides llamar, mucho mejor, así puedes ver el efecto que sigue causando tu voz en mi (ese acento tan raro) y lo que es peor, soy plenamente consciente de ello
¿has vuelto?
no, solo de paso, quedamos no?
claro...
como no, claro que quedamos, y vamos una vez mas a los sitios que no debimos dejar nunca, pero esta vez terraza, "ya nunca te picaran los ojos" sonríes, y me alegro que caiga un sol de justicia y que tras las gafas de sol no puedas ver como mis ojos persiguen tus manos
me quedo embobada una vez mas mirando ese gesto torpe al fumar, llevas mil años fumando y aun no has aprendido a hacerlo con estilo, me encanta...
me arranco con un "¿que tal todo?" y me cuentas los desastres y heridas de guerra dejadas por aquella que prefirió Madrid a ti, me das la razón, odias Madrid, "es gris" oscura y entonces veo que tal vez sea negra, al menos para ti, quieres largarte a un pueblo de esos pequeños, huir del trafico, los dos sabemos que es imposible, estas hecho de asfalto
mi turno, "¿y tu que?"
y entonces yo nada... recuerdo que he decidido hacer voto de silencio, que si te contara todo lo que me ha pasado desde entonces ni me reconocerías, así que, trago largo y un "todo igual" que no te convence, lógico, siempre fuiste el listo de los dos, pero no te importa
continuas con un manido "no has cambiado" y bla bla bla empiezas a hablar, hablar sin parar y comienzo a mecerme en tus palabras, tu voz grave y tus ideas absurdas, parece mentira...
de fondo podría sonar la canción que tantas veces sonó y entonces despierto, "nunca me escuchas, ¿no te interesa?" me acaricias los dedos, las muñecas... mierda de puntos débiles!
me levantas y mientas abandonamos la terraza, la calle y el sol radiante me recuerdas que el día nos hace torpes, es mejor refugiarse hasta que caiga la noche
en silencio llegamos hasta el portal
me abrazas fuerte y mientras abres comienzas a silbar 23...
te odio...


bajo los efectos de: at home (Anni B Sweet)


5 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

La gente mágica mola

C. dijo...

A mi no me gustan mucho esas vueltas de repente y todo sigue igual. No sé. Aunque siempre que te haga disfrutar, debe merecer la pena.

Pio dijo...

Ay mi ceris!! que malo es encontrarte otra vez con el pasado, y encima verte que todo es igual pero diferente, menuda mierda de vida XD

Yo dijo...

Apoyo totalmente lo que dice Pio vaya merda de vida!

un beso

tan solo una cerilla dijo...

desorden: la vida seria una mierda (o mas mierda aun) sin gente asi

c: es diferente, hay vueltas que generan traumas y otras que los quitan...

pio: aaayyy como para mas cacaos mentales estoy yo... pero todo bien gracias ;)

yo: noooo!!! que llega la primavera!! jajaja