27 oct. 2011

fin del abandono...

porque nunca dejamos de creer en esto, porque al fin y al cabo es la única meta, la única salida, lejos de burlas, de estúpidos comentarios, es lo único que hay al fin y al cabo, quizás es que no sabemos hacer otra cosa o quizás es que esta es la única medicina

porque gritarlo en voz alta ya no tiene sentido, porque quizás es mas sensato escribir entre tinieblas al cobijo de nuevas canciones que suenan como si no lo fueran y con esa extraña sensacion de saber que ha pasado el tiempo, mucho tiempo, pero que no ha cambiado nada, que esto sigue cumpliendo su función y que bien o mal no deja de ser tal vez un don, no uno bueno del que poder presumir, pero nunca se me dio mal, ego subido que se la va a hacer

porque le he dado vueltas una y mil veces, porque ya no se que pensar, lo he pensado todo, porque he imaginado un millón de opciones y en todas alguien sale corriendo y gritando como un loco y se perfectamente que no eres tu... joder pero si a mi no me gusta correr...

y es que ha llegado el invierno, a la mierda las horas de luz, no están hechas para alguien capaz de llevar gafas de sol hasta las nueve, las persianas han sido mi aliado y ahora ya puedo levantarlas, puedo meter las manos en los bolsillos de la chaqueta mientras camino del concierto a casa buscando abrigo para mis deditos helados, ya sonrió de nuevo sin motivo alguno, me rio en el trabajo, me río en la calle, en casa, en sitios y de cosas de las que no debería reírme y es que rozar el abismo no esta mal, es necesario reubicarse para saber donde esta lo bueno

no me da vergüenza a reír a carcajadas a tu lado
no me da vergüenza escribir sin mas y darle a publicar entrada
no me dará vergüenza gritar y correr como una loca si se da el caso... ya no soy valiente, lo he dejado, tengo miedo


bajo los efectos de: a mil años luz (sidonie)

15 oct. 2011

a cualquier otra parte...

llego tarde y no me importa, demasiado trafico y demasiada gente, tampoco es culpa mía, digo yo...
codazos y empujones y empiezo a plantearme que hago en medio de la multitud
tal vez el decidir por fin salir de la espiral de caos y dejadez en la que me he metido me haya llevado hasta aquí, pero tengo por seguro que me gustaría estar en cualquier otra parte, otra vez, y van... joder he perdido la cuenta
suena una de esas canciones que por extraño que parezca me hace sentir bien, muy bien, subo el volumen hasta el punto que no oigo la gente que me rodea, acabare sorda...
y estoy ya tan cerca que no quiero llegar, no sin que la canción acabe, que no acabe nunca... no llegare nunca... extrañas ideas no?
y empiezo a recordar el día uno, el día cuatro y todos los demás. las salidas improvisadas, necesito mas de eso, el juego del amor infinito por alguien que no quieres y no te quiere, echar el rato como si fuera lo mas importante que has hecho hoy... y hacerlo como si fuera lo mas importante que has hecho nunca, se me da muy bien, lo exploto al máximo y me gusta... y aquí estoy, entrando a la plaza, y no precisamente entrando a matar, mas bien todo lo contrario, estas hasta las pelotas, lo veo en tus ojos, yo sonrío y maldigo que no sea de día para que no veas mis ojos y el gesto de quitarme los cascos de mala gana, necesito banda sonora de fondo, lo que me espera fuera no me gusta y no se me da bien disimular, a ti tampoco así que tu cara de seta y yo nos vamos a cualquier otra parte
no se porque todavía sigo aquí...


bajo los efectos de: secret door (arctic monkeys)